Algo que no tiene nombre

Algo que no tiene nombre… no lo entiendo y quizá tú si. Léelo :3

Hace una semana… por asuntos del instituto, tuve que asistir a un retiro… y allí estuvo Cris, de quien hablé en la anterior entrada. Mi maestro, que me conoce y nos llevamos bien, me puso con Cris, en la misma habitación, aunque sabe que me he distanciado… La primera actividad consistía en sentarse de cualquier forma y recibir la carpeta de un compañero de clase, al cual debíamos escribirle un mensaje de apoyo. Sentí que iba a pasarme, que ahí estaba su nombre… cuando al fin abrí la carpeta, decía: Cris. Algo dentro, algo que estaba muy guardado, se rompió… y yo, yo rompí a llorar en silencio. Había que entregar esa carpeta al compañero con un abrazo. Cuando me tocó entregarle, me volé del planeta, me levanté y le entregué sin expresión alguna, Cris me abrazó fuertemente aunque yo apenas quería tener contacto. Salí rápido a mi puesto… la dinámica acabó y todos salieron al refrigerio…

Damián, el profe de quién hablé hace un rato, me levantó de la mesa y me preguntó: ¿Qué ocurre? ¿Qué te hizo? A lo que le respondí: nada. Él me dijo: no me mientas, algo pasa con él y tú no estás bien, no quiero que pases el fin de semana así. Me propuso algunas alternativas, ¿te traicionó? ¿te pegó? ¿te gritó? ¿te has enamorado de él? A todas respondí no. (Debo recalcar que Damián es el profesor más inteligente que he conocido, me encantaría una persona como él.) En fin, la discusión paró y las actividades continuaron. No quise cruzar palabra con Cris. Dormí en la misma habitación y el siguiente día comenzó. Ahora tendríamos que sentarnos frente a frente con un compañero y contar qué respondíamos a preguntas como: ¿Cuáles son tus mayores miedos? ¿Sueños? ¿Personas importantes? y así… eran tan solo 18 preguntas, pero Damián no paró la actividad hasta que me senté frente a frente con él, para colmo, Damián dijo: tienen que hacer esta última ronda dados de la mano con quien está al frente suyo.

Entonces me sonrió y nos dimos la mano, yo estaba nervioso y podía sentir el pulso de él. Era turno de hablar sobre qué era más importante, familia, amigos, dinero, estudios, etc… Él comenzó, dijo: La amistad, me gusta pasar el tiempo con alguien, comer, conversar, jugar… como contigo, a lo que yo solo lloré. Le dije: No te creo, ¿qué sentido tiene esto? Él respondió: No le doy sentido a nada. Le respondí: eres un idiota… y me quedé callado durante el resto de la ronda. Era el momento de levantarse y darse un abrazo, a lo que no resistí y se lo di.

Cabe recalcar que no lloro por casi nada, de hecho, solo esto puede sacarme lágrimas, que consigo aguantar y a los 2 minutos finjo que nada pasó.

La última actividad del día era un camino a oscuras, en las que él iba detrás mío. Tras unos 45 minutos llegamos a nuestro destino, nos hicieron sentar y leer una carta de nuestros padres, la que no me afectó en nada, aunque me dieron un bonito regalo. Nos quitamos las vendas y como todos lloraban, yo también, ¿no? Me quedé quieto y todos los chicos me abrazaron… hasta que llegó él. Juntos rompimos a llorar… mientras nos abrazábamos, pero no recuerdo nada más de eso. Lo que sí recuerdo es que abrazó a muchos más, y parecía que le importaba más.

El día acabó y fuimos a dormir… al día siguiente (el último), como actividad final teníamos que pasar hojas con nuestro nombre y todos en el círculo escribirían mensajes. Leí lo que él escribía al resto, y no puedo evitar no sentirme enojado y que es falso, escribía unas 8 líneas por persona en letra grande. Cuando al fin regresó la mía… y leí su mensaje, tenía mucho más, en letra más pequeña y ocupando todo el ancho de la hoja.

Ahí escribía que me quería, que se sentía mal por lo distanciados que estábamos, que a pesar de que soy como su hermano mayor, nunca me supo valorar. Que ojalá algún día cumplamos los sueños que nos propusimos juntos, pero no puedo creerlo, no puedo seguir con esta amistad si cada vez lo reconozco menos. Podría decir más, pero no lo recuerdo. El día acabó y regresé a casa.

No sé que creer, intentarlo o no hacer nada para que muera solo.

Un abrazo a todos y sus opiniones son bienvenidas, si quieres dejarme un mensaje, visita la parte de arriba de la página para encontrar mi correo.

Un saludo!